Una cookie (o galleta informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

Sus principales funciones son:

  • Llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario.
  • Conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario, e intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores.

Las cookies pueden ser borradas, aceptadas o bloqueadas según desee, para esto sólo debe configurar convenientemente el navegador web. La mayor parte de los navegadores modernos soportan las cookies. Sin embargo, un usuario puede normalmente elegir si las cookies deberían ser utilizadas o no.

El navegador también puede incluir la posibilidad de especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente.

Cómo rechazar las cookies:

1.Google Chrome

  1. En la barra del navegador, selecciona Más Más.
  2. Selecciona Configuración.
  3. En la parte inferior de la página, selecciona Mostrar configuración avanzada.
  4. En la sección “Privacidad”, selecciona Configuración de contenido.
  5. Selecciona No permitir que se guarden datos de los sitios.
  6. Haz clic en Listo.

2. Firefox

  1. Haz clic en el botón Menú  y elige Preferencias.
  2. Selecciona el panel Privacidad.
  3. En Firefox podrá: elige Usar una configuración personalizada para el historial.
  4. Marca la opción Aceptar cookies para activarlas, y desmárcala para desactivarlas. Si estás tratando de resolver problemas relacionados con las cookies, asegúrate de que la opción Incluso las de terceros no está marcada con el valor Nunca.
  5. Elige durante cuánto tiempo las cookies serán almacenadas:
    • Mantener hasta que:
      Caduquen: Las cookies se borraran cuando alcancen su fecha de caducidad, que la configura el sitio que envió la cookie.
      Cierre Firefox: Las cookies que estén almacenadas en tu equipo se eliminarán cuando cierres Firefox.
  6. Cierra la página about:preferences. Cualquier cambio que hayas hecho se guardará automáticamente.

Si tiene alguna pregunta sobre las cookies, puede ponerse en contacto.